Kemchs en Nueva York.










Francia regaló a Estados Unidos la Estatua de la Libertad, símbolo de la libertad para los oprimidos. Se encuentra en la ciudad de Nueva York en Estados Unidos. Este monumento es un regalo hecho el cuatro de julio de 1884, por el pueblo francés al de Norteamérica, en conmemoración a la alianza hecha por las dos naciones durante la Revolución Norteamericana.

El costo total de la estatua, que fue de un millón de francos fue cubierto en su totalidad por el pueblo francés. Mientras tanto, los norteamericanos aportaron los 250 mil dólares necesarios para el pedestal.

Realmente es impresionante el control de seguridad que se tiene para todas las personas que quieren visitar la estatua de la libertad.
La vigilancia es tal que supera por mucho la de la frontera, después de los atentados a las Torres Gemelas es realmente de pánico la estricta vigilancia.