Los moneros ante el mural.