Una postal de regalo para todos los papás.

Estas damas me gritan ¡papacito! pero les aseguro que no tengo ningún vinculo consanguíneo con ellas.